Mi ofrenda

Astróloga psico-evolutiva con enfoque astronómico, educadora somática del movimiento Body-Mind Centering® (SME) y creadora al servicio del despliegue orgánico.

Ciclar significa caminar con los ciclos. Mi nombre es Arminda Abdola Hernández, nací en una isla en mitad del Atlántico y hace más de una década que investigo el romance entre el movimiento de los astros y el despliegue de los cuerpos así, ciclando a tiempo real.

Quien camina lado a lado conmigo consiente que mis propuestas tengan licencia experimental, lo que significa que no concibo una forma de hacer astrología automática y lineal. Yo ofrezco contenedores cíclicos, marcos orgánicos que propician e invitan a que cada quien entable su propia danza encarnada con las estrellas y con su sabiduría innata.

Esto es rarísimo, pionero y necesario. Mi visión es que la astrología con enfoque somático, astronómico y creativo constituye una herramienta increíblemente bella y efectiva para acompañar el pasaje iniciático de lo automático a lo orgánico o, dicho de otra forma, de una vida de repeticiones a una vida al servicio de lo Sagrado.

 

Ciclar a tiempo real

El proceso de volver a orientarnos por las Estrellas.

La importancia de orientarnos cotidianamente es vital. De ello depende nuestra salud psicosomática. El verbo «orientarse» viene de la habilidad para saber reconocer el Oriente, rumbo que da nacimiento al Sol.

Por lo tanto, nos orientamos cuando aprendemos de manera corporal y metafórica a reconocer el camino de la Luz.

A través de este proyecto comparto espacios de encuentro 1:1, así como propuestas y dinámicas con encuadre cíclico, muchas veces ancestrales, que nos entrenan para orientarnos y, consentidamente, entablar un diálogo creativo con las fuerzas que nos orientan, las fuerzas irradiantes del destino y de los ritmos de la Tierra y las Estrellas.

Esta no es una invención, sino el rescate de una memoria necesaria para la salud de nuestra naturaleza y de nuestro despliegue creativo. La humanidad precisa presentarse al Cielo y elevar sus rezos y conjuros, honrar al ciclo Vida-Muerte-Vida, compartir sus creaciones y escuchar la voz de lo imperecedero. Si no ejercitamos nuestro cuerpo ritual, nos perdemos en el imperio de lo irrelevante.

Y no hay nada más desolador que una humanidad que ha perdido el sentido y camina a ciegas, cada día más huérfana del contacto con su propia naturaleza.

La bienvenida

Esto – y mucho más que no puede ser nombrado – me lleva a darte la bienvenida a Astros en movimiento, un proyecto vivo en el que la astrología orgánica con enfoque astronómico y corporal danza al servicio de tu despliegue creativo y al compás de lo Sagrado.

  • Si tu anhelo es caminar de la mano de los ciclos y apoyarte en una astrología somática, con cede en la experiencia corporal y en tu naturaleza creadora, este proyecto es para ti.

  • Si eres artista, te dedicas a la creación o quieres poner tus procesos creativos en el centro de tu vida, este proyecto también es para ti.

  • Si eres practicante de astrología y te interesa incorporar recursos cíclicos y somáticos a tu investigación simbólica, estás en el espacio indicado.

Bienvenida, bienvenido a este hogarcito significativo en el océano de lo irrelevante.

Guías y mayores

A continuación, honro a las personas más significativas que han sido guía y testigo de mi compromiso por las rutas del tiempo, personas que han inspirado y avivado mi llama interior:

taita Rosendo Urrat-iki, Walburga Glatz, Paloma Todd, Sofia Neuparth, Peter Michael Dietz, Patricia Cabrero, Claudia Lisboa, Patricia Gracia, Matías Krahn Uribe, Silvia Neira y Jose Ferry… Y desde la raíz: mi abuela materna Conchita, mi abuela paterna Fadua, mi madre Ana y mi padre Manzur.

Mi profunda gratitud por ser parte del tejido de cuidadores y cuidadores de la Vida.